Ser feliz en el sueño

Dormir, es sin dudas uno de los placeres de la vida. Soñar, y disfrutar del sueño es algo aún más placentero. Pero que pasa cuando disfrutamos más del echo de dormir que el estar despierto?

Poder dormir y descansar luego de un largo día de tareas es algo fundamental y extremadamente placentero. Un buen descanso nos prepara para encarar de la mejor manera el día siguiente, pero a veces resulta que, o bien no logramos a descansar de manera plena o simplemente queremos seguir durmiendo por estar disfrutando de lo que hemos soñado.

Esos benditos 5 minutos más que en ocasiones nos queremos tomar a veces se convierten en mucho más tiempo y despertarnos se convierte en una molestia. Nos ponemos de mal humor, o quienes pueden, directamente se quedan durmiendo.

Ahora bien, qué es lo que nos hace disfrutar más de vivir un sueño que el echo de afrontar la realidad?

Indudablemente nos encontramos ante un desequilibrio emocional el cual nos lleva a preferir escapar de nuestras obligaciones diarias para estar disfrutando de nuestros sueños. En ellos nos sentimos realmente a gusto, felices y realizados. Podemos ser lo que queremos, lo que deseamos, estar inclusive con quien queremos y disfrutar de todas las cosas que nuestra mente nos construye en el mundo de Morfeo.

El sueño, debe de ser para nosotros, solamente una etapa más de la vida y tratar mediante todos los medios posibles de que la vida real se asemeje lo mayor posible a lo que deseamos. Obviamente, por cuestiones de recurso, a veces se nos es sumamente difícil obtener lo que deseamos, inclusive ni siquiera estar cerca de nuestros ideales. Pero debemos de intentar, mediante todo los medios posibles, de disfrutar más de las cosas que hacemos durante el día, de aquellas cosas a las cuales por ahí le restamos importancia por el simple echo de tratarse de una rutina, y confiar plenamente en lo que nosotros queremos y trabajar para obtenerlo.

Si bien es difícil muchas veces poseer ciertas cosas, en su mayoría por que las mismas dependen de la voluntad de otra persona, todo lo demás estará siempre a nuestro alcance. Debemos de vivir el sueño como un complemento de la realidad y no como un escape de la misma.

Una de las maneras que tenemos para poder utilizar nuestros sueños como una forma de encaminarnos a nuestros objetivos es pensar en aquellas cosas que queremos lograr antes de dormirnos. Si logramos focalizar bien el objetivo, sin duda obtendremos de los sueños maneras para poder lograrlo.

Es importante entonces anotar ni bien nos despertamos, las etapas importante de nuestros sueños ya que los mismos por lo general duran muy poco tiempo en nuestra mente.

Nuestra memoria funciona algunas veces como las memorias RAM de los computadores, y el sueño, es un proceso más que se elimina cuando este termina; es decir cuando nos despertamos y esto hace que sea muy difícil recordarlos minutos más tarde.

Llevar nota de nuestros sueños nos puede ayudar a identificar nuestros objetivos.

Si aún no tenemos en claro cuales son las cosas que nos pueden hacer feliz, los sueños nos pueden ser de mucha utilidad a la hora de definirlas.

Si por ejemplo nos sentimos bien realizando un viaje en nuestro sueño podemos llegar a la conclusión de qué es lo que necesitamos para sentirnos un poco mejor. Lo mismo pasa si nos sentimos bien hablando con una persona X, lo ideal sería tratar de acercarnos a ella y ya estaremos haciendo algo diferente que llena aquél vacío que podemos llegar a tener.

De la misma forma los sueños nos pueden ayudar a vencer nuestros miedos.

Si soñamos con bestias, animales o cosas que nos persiguen y de la cual nosotros huimos entrando en pánico (pesadillas), ellas son nuestros temores que generalmente no tenemos identificados y la mejor manera de poder identificar dichos temores es enfrentar a lo que estamos huyendo. No importa que tan horrendo sea, debemos de intentar vencer nuestros miedos durante el sueño ya que de esa manera estaremos restandole importancia a aquél temor que está incrustado en nuestro subconsciente.

Como vemos, los sueños pueden ser muy importantes y saber interpretar sus mensajes pueden ayudarnos de muchas formas en nuestra vida real. Solo hay que prestar atención y al final de todo, cuando despertamos, tener en cuenta que solo son sueños, pero las situaciones que en ellos se presentan son de gran utilidad para conocernos un poco mas.

1 comentario:

  1. y como aser para sonar un poco mas seguido

    ResponderEliminar